Labiografia.com
 Menú Biográfico
» Inicio
» Añadir mi Biografia
» Modificar Biografía
» Las más Buscadas

 Busca Biografías



 Llamadas Internacionales
Llamadas Internacionales a Precios Muy Bajos !!!
Llamadas Internacionales
a Precios Muy Bajos

Click Aquí

 Abecedario
A B C D E F G H I
J K L M N O P Q R
S T U V W X Y Z #

 Estadísticas
 Biografías:47536
 Lecturas: 34181730
 Envios: 3136
 Votos: 1691421


 Última Votada
Labiografia.com Pampite [José Olmos]
Escultor ecuatoriano. Sus obras (Cristo de la agonía, Cristo crucificado, etc.) se caracterizan por...

Biografia de Alberto Masferrer

Dirección: http://www.labiografia.com/ver_biografia.php?id=14857

Lecturas: 19219 : Envios: 16 : Votos: 1515 : Valoración: 6.53: Pon tu Voto


HistoriaAlberto Masferrer (1868-1932) Historia
1 Un visitante nos comenta

Escritor salvadoreño. Autodidacta, fue maestro rural y desde 1898 director del Diario oficial, en el que inició su carrera periodística. Ejerció luego cargos diplomáticos, fundó el diario Patria (1928) y fue diputado. Su obra, que ejerció profunda influencia en la juventud de su país, se caracteriza por una mezcla de socialismo y misticismo religioso y por una visión un tanto confusa de los problemas reales. Entre sus títulos más destacados figuran Páginas (1895), Las nuevas ideas (1913), El minimum vital (1929).

2 Un visitante nos comenta

Vicente Alberto Masferrer Mónico, fue un maestro, filósofo, periodista, ensayista, poeta y político salvadoreño nacido el 24 de julio de 1868 en Alegría (antes Tecapa), Usulután y fallecido en el exilio el 4 de septiembre de 1932 en Tegucigalpa, Honduras. Escritor que marca con sus letras toda una época de la literatura salvadoreña a través de la definición de su pensamiento inclinado a la defensa de los más desposeídos y de denuncia social.
Inicios
Alberto Masferrer nació en una población del oriente de El Salvador, de origen pipil y dominado posteriormente por los lencas. Su educación fue autodidáctica en combinación con educación formal. Su gusto por la lectura le llevó a escoger la docencia como carrera. Al respecto, Arturo Ambrogi expresaba que "pocas veces he visto un lector tan tremendo como Alberto".
Carrera
Como periodista y político
Entre 1928 y 1930 fundó y dirigió el periódico Patria, en el cual hacía denuncia social y abogaba por la justicia para con los más necesitados en el marco de la pobreza generalizada del país. Trabajó diarios y revistas nacionales e internacionales, fue redactor de los diarios El Chileno y El Mercurio, de Santiago de Chile; el semanario La Reforma, diario Los obreros unidos; en las revistas La República de Centroamérica, Actualidades, Bibliográfica Científico-Literaria, El Simiente y otros.
Inició su carrera política siendo cónsul de El Salvador en Argentina (1901), Chile (1902), Costa Rica (1907) y Bélgica (1910), así como en la Corte Internacional de Justicia en 1912; además se desempeñó como archivero de la contaduría mayor de la nación, redactor y director del Diario Oficial (1892), Secretario del Instituto Nacional (1990) y Asesor del Ministerio de Instrucción Pública (1916). Bajo la premisa fundamental de la lucha pacífica por los derechos de cada individuo, se convirtió en el ideólogo y director de la campaña política que en 1930 llevó a la presidencia al ingeniero Arturo Araujo. Ese mismo año fue electo como diputado nacional, separándose políticamente del presidente y de sus posturas.
Pese a su oposición a la llegada a la presidencia del general Maximiliano Hernández Martínez, la toma del poder del militar fue inevitable. Desde ese momento, Masferrer trató de contener la violencia que se desataría meses después, en el levantamiento campesino de 1932, que dejaría como saldo la muerte de miles de indígenas y el exilio de Masferrer a Honduras. Su relación con el Partido Comunista Salvadoreño es poco clara, aunque si hay referencias acerca de la influencia pacifista que el escritor, de manera fallida, intentó ejercer.
Como maestro y escritor
Ejerció la docencia en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Chile y Argentina, siendo bautizado como "maestro y director de multitudes" por Claudia Lars.
Como escritor, su obra se caracterizó fundamentalmente por tratar temas sociales, exigiendo un mínimo de derechos para cada persona, dignificando al ser humano a través del uso de palabras fundamentalmente duras, polemizando sobre las costumbres socialmente aceptadas. Utilizó ocasionalmente el seudónimo "Lutrin".
Muerte


Tumba de Masferrer.
Tras su derrota política y moral por el estallido de la violencia que trató de contener, se exilió en Honduras, donde falleció víctima de su endeble salud y por parada cardiorrespiratoria. Durante toda su vida adoleció de diversas enfermedades como tuberculosis, sífilis, severas neumonías y una serie de serios accidentes cardiovasculares los cuales lo dejaron postrado en una silla de ruedas por periodos cortos en más que numerosas ocasiones, pasando casi la mitad de su vida en una de ellas. Los detalles escabrosos de su muerte son desconocidos puesto que falleció en soledad. Por este mismo motivo, se ha levantado un debate acerca del sitio de su muerte, pudiendo encontrar minoritariamente fuentes que afirman que falleció en San Salvador.
En homenaje a Masferrer, existen diversas escuelas, universidades, plazas y monumentos que llevan su nombre, honrándole a nivel oficial y reconociendo su fuerte influencia sobre las generaciones de educandos y literatos nacionales. Además, por decreto legislativo del 30 de agosto de 1949, la tumba de Masferrer se considera monumento nacional

3 Un visitante nos comenta

Alberto Masferrer (1868-1932)



El humanista y escritor salvadoreño Alberto Masferrer es conocido por obras como El mínimum vital y El dinero maldito. Nació el 24 de julio de 1868, en Alegría, departamento de Usulután. Su padre fue el diputado Enrique Masferrer y de la señora Leonor Mónico. Dado que nació fuera de matrimonio, don Alberto fue objeto de los prejuicios y la marginación propias de la época.

Su infancia y adolescencia fueron azarosas; su padre lo inscribió a un internado en San Salvador, del cual huyó y luego fue expulsado del mismo. Luego fue enviado a estudiar a Guatemala, a otro internado, del cual igualmente escapó. Tras varios viajes por Centroamérica, se dedicó a la docencia, profesión a la que se entregó el resto de sus días. De vuelta en El Salvador, dirigió escuelas e instituciones públicas.

El país era una república cafetalera con hondos contrastes sociales y profundas injusticias de todo tipo. Masferrer se sintió llamado a plantear soluciones, desde una perspectiva humanista y no violenta, para superar la crisis nacional que se estaba incubando. Una de sus grandes contribuciones al periodismo nacional fue la creación en 1928 del periódico Patria, en el que divulgó sus propuestas de reforma social. En las páginas de Patria dio a conocer su pensamiento, denominado como “vitalista” (no confundir con el “vitalismo” del filósofo español José Ortega y Gasset), en el que abogaba por que a cada persona le fueran garantizadas las condiciones mínimas para tener una vida digna. Esto es el núcleo de su gran libro El Mínimum vital, en el cual plantea: “¿Es posible facilitar y aun asegurar a todos los habitantes de la nación este Mínimum de vida , sin el cual toda existencia es un fracaso, toda criatura humana degenera y se bestializa? Sin duda que lo es, puesto que se realiza constantemente en la familia. Toda familia normalmente constituida atiende, en primer término, a obtener y mantener para cada uno de sus miembros el Mínimum Vital: a que todos ellos se alimenten, trbajane, se vistan, habiten en buenas condiciones, adquieran una instrucción elemental, y se desarrollen en todo siguiendo una norma de equidad y justicia.”

En 1931, el candidato a la presidencia de la República por el Partido Laborista, Arturo Araujo, lo convenció para que lo apoyara en su campaña, ofreciéndole llevar a la práctica, de resultar electo, el programa de reforma social contemplado en el Mínimum Vital. No obstante, la experiencia con Araujo fue decepcionante para Masferrer, quien solamente fue utilizado para satisfacer los fines particulares del político. En enero de 1932, durante el levantamiento indígena, Masferrer tuvo que dejar el país, lo cual dañó gravemente su salud. Volvió al país, presa de la parálisis y el deterioro emocional, por su impotencia ante el drama nacional que estaba viviendo El Salvador. Murió el 4 de septiembre de 1932.

Su obra incluye la prosa autobiográfica titulada Niñerías; los ensayos en los que expone su pensamiento social como Las nuevas ideas, ¿Qué debemos hacer?, Leer y escribir, Ensayo sobre el destino, El dinero maldito, El Mínimum Vital ; y la novela corta Una vida en el cine. Alberto Masferrer pertenece a ese tipo de pensadores que siempre defendieron las soluciones racionales y pacíficas frente a las grandes crisis nacionales. Su pensamiento ha sido estudiado con gran profundidad por la ensayista salvadoreña Matilde Elena López, particularmente en la obra Masferrer, alto pensador de Centroamérica.


Si conoces algún dato más de la Biografia de Alberto Masferrer, por favor haz click aquí y añade los datos que sepas sobre esta biografía para poder seguir mejorando y ofreciendo mejores resultados en el mayor buscador de biografías de Internet.



   PUBLICIDAD 
   Recomendamos 
Webmaster, pon el buscador de biografias en tu web.

Al visitar estas páginas, acepta los Términos y Condiciones de nuestros servicios y es mayor de edad.