Labiografia.com
 Menú Biográfico
» Inicio
» Añadir mi Biografia
» Modificar Biografía
» Las más Buscadas

 Busca Biografías



 Llamadas Internacionales
Llamadas Internacionales a Precios Muy Bajos !!!
Llamadas Internacionales
a Precios Muy Bajos

Click Aquí

 Abecedario
A B C D E F G H I
J K L M N O P Q R
S T U V W X Y Z #

 Estadísticas
 Biografías:49596
 Lecturas: 38203189
 Envios: 3136
 Votos: 1702755


 Última Votada
Larry Ayuso
Datos Generales de Larry:- Ciudad: Bronx, New York- Nacimiento: Marzo 27, 1977- E...

Biografia de Luis A. Solari

Dirección: http://www.labiografia.com/ver_biografia.php?id=21719

Lecturas: 4261 : Envios: 0 : Votos: 47 : Valoración: 6.13: Pon tu Voto


HistoriaLuis A. Solari (1918-0000) Historia
1 Un visitante nos comenta

Pintor y grabador uruguayo. Cursó estudios en Montevideo, en la Escuela de Bellas Artes de París (1962) y en el Instituto Pratt de Nueva York (1967-1968), ciudad en la que reside. Su obra se caracteriza por el tono satírico y crítico, y por la antropomorfización de animales.

2 Un visitante nos comenta

Luis A. Solari se nutre en los carnavales fraybentinos (ciudad de Fray Bentos - Uruguay) de donde es oriundo. A eso agrega los mitos, historias y leyendas de la campaña uruguaya como por ejemplo el lobizón, las luces malas, etc. Interpreta los dichos y refranes, "el pez grande se come al chico", "el que no llora no mama", etc.
Toda su obra se manifiesta a través de personajes de un mundo que él crea desde su imaginaria, pero fuertemente enraizado en los mascaritos de su ciudad.
Solari crea su propio carnaval que - salvo raras excepciones - no se parece mucho al carnaval de Fray Bentos en lo exterior pero sí en lo interior, en la esencia.
Los personajes de este dibujante, pintor y grabador excepcional no son animales con cuerpo de hombres ni hombres con cabezas de animales. Son simplemente mascaritos creados por él desde su experiencia carnavalera y a los que los dotó de una fuerza, originalidad y plasticidad muy personales, sin abandonar su sentido pueblerino que es el que les presta cierto aire dramático, de paleta baja, tristón desde las sombras y con un fuerte humor irónico y crítico en las luces.
El primario objetivo del mascarito fraybentino es el de no ser descubierto en su identidad. Una persona disfrazada puede ser delatada hasta por el color de la piel; por ello los marcaritos no dejan ningún centímetro de su cuerpo sin cubrir. Usan hasta guantes. Agregado a ello, deforman sus cuerpos aumentando con almohadas, rellenos, etc., aquellas partes "reconocibles" de su cuerpo.Y es allí que Solari - desde su posición de carnavalero - aprende a esconder las identidades de sus personajes. Por ello también con pañuelos, trapos, plumas y lo que se le ocurra, une la máscara (careta) al cuerpo, dando así una visión errónea de animal-hombre o de hombre-animal, de lo que indiscutiblemente es un mascarito y nada más.
La crítica social de Solari no puede estar expresada con seres fantásticos. Solari habla de sus cosas, de su gente, de sus mitos, de sus dichos y refranes, con personajes que también parecen mitos y parte del acervo cultural del Uruguay, particularmente de Fray Bentos; los mascaritos. Don Luis sabe que debe usar al mascarito porque es esa creación popular la encargada de la crítica en el carnaval fraybentino, junto a la murga. Solari pinta el carnaval "de todo el año" y los mascaritos somos nosotros. Por eso el juicio y la crítica de Don Luis nos llega y no nos deja "cuerpear" los retos que nos da. Si sus criaturas fueran seres fantásticos,"bichos-humanos", esos mismos seres nos liberarían de culpas y nos transformaríamos en simples espectadores de un hecho plástico. Poca cosa para la intención real de Solari.
Sin embargo, hay un algo distinto entre los mascaritos reales y los de Solari: Los mascaritos reales ocultan su personalidad y su imagen, su caracter y principios, sus convencimientos y su moral.
Los mascaritos de don Luis A. Solari esconden solamente su identidad, no su personalidad. Están obligados, por el Artista - a usar la máscara (la careta, dicen en Fray Bentos) que le corresponde. Así, el alcahuete está disfrazado con la careta de loro, el llorón con la de cocodrilo, el pancista o el jefe cruel con la de
chancho, el cobarde con la gallina y así todos.
Solari no descubre la identidad de sus personajes, en un gesto pudoroso y digno; no enjuicia ni critica a persona identifable alguna. Habla a todos y cada quien que se pare frente a sus obras descubrirá cual sayo le corresponde.
La obra de Solari, aún siendo crítica y enjuiciadora desde lo más profundo de su actitud moral, es democrática. Don Luis no nos obliga a una interpretación coincidente con las críticas y denuncias sociales de sus "obras de teatro de una sola imagen" (como parecen ser) sino que permite la interpretación y el juicio crítico libre del observador, que puede coicidir, discrepar o aventurar otra "lectura" diferente de lo que observa. Pero sí, Solari se expresa a través de una moral ideal alcanzable por cualquiera si no fuera, claro está, por las debilidades del hombre. Él, a través de sus imágenes, nos invita a la auto-crítica, a modificar nuestras actitudes y así escaparnos de su "galería" de mascaritos, aunque nadie lo logre simplemente porque somos humanos; y él lo sabe, porque también lo es.
La obra de Solari no tiene un brillo deslumbrante a primera vista. Salvo excepciones es humilde en color, rica en sombras y con unos deslumbrantes toques de luz que hacen recordar a las luces teatrales o a las escasas que alumbraban los desfiles del carnaval de su ciudad natal. La obra de don Luis comienza a irradiar una luz especial, cuando la vemos por segunda vez, desde el alma, desde los sentimientos, desde las emociones. Esa segunda mirada - desde el interior de nosotros mismos - nos permite verla realmente por primera vez. Entonces, más allá del hecho literario y el mensaje que contiene, comenzamos a descubrir la fantástica calidad plástica de esas máscaras (a pesar de que prefiero decirles mascaritos, por su porigen); desde sus miniprints, sus dibujos, grabados, pinturas y hasta sus estupendos collages.
Don Luis A. Solari, quizás aún desconocido por muchos, es un Maestro de la plástica uruguaya.
Ricardo.


Si conoces algún dato más de la Biografia de Luis A. Solari, por favor haz click aquí y añade los datos que sepas sobre esta biografía para poder seguir mejorando y ofreciendo mejores resultados en el mayor buscador de biografías de Internet.



   PUBLICIDAD 
   Recomendamos 
Webmaster, pon el buscador de biografias en tu web.

Al visitar estas páginas, acepta los Términos y Condiciones de nuestros servicios y es mayor de edad.